El crecimiento y la felicidad, una progresión natural

<Ella nació un octubre de hace ya unos cuantos años. Y desde entonces, ha seguido la progresión natural por la cual nació, el propio crecimiento. No podía ser de otra forma. Parar esta evolución habría sido ir en contra de la naturaleza, y ella lo sabía muy bien.

Tenía un sentido claramente definido, un propósito por el cual valía la pena el esfuerzo que realizaba día tras día. Su compromiso e implicación con este propósito era lo que la mantenía tan viva y enérgica. Y no tan solo tenía claro cual era su visión si no que también cual era su misión, de que forma tenía que hacer las cosas para ir cumpliendo con sus objetivos.

Además tenía unos valores muy claros, muy bien definidos, que fortalecían su carácter, su esencia, eran parte de su autenticidad y por lo tanto, formaban su talante. Tener estos valores tan convincentes le hacían sentir segura y además, era una herramienta que utilizaba frecuentemente como una brújula en su camino, también para la toma de decisiones y para seguir realizando el trabajo con exigencia, entre otros.

Ella siempre iba un paso por delante, irradiaba inteligencia, no se dejaba llevar por la inercia, al revés, su responsabilidad y sus ganas de crear la realidad que deseaba, hacía que fuera muy innovadora, que huyera de las tradiciones y los paradigmas más conservadores que tenían otras compañías de su edad, y que no tuviera miedo a arriesgar, ella sabía ver el fracaso no como un error, si no como un aprendizaje. Me gustaba como era.

Uno de sus puntos fuertes era la comunicación, parecía sonar una perfecta y equilibrada melodía cuando se relacionaba con los demás. Era potente, tenía mucha fuerza y esto lo transmitía en sus relaciones, siempre hacía crecer a los otros, seguramente con una doble intención, por un lado hacer sentir bien a aquellos que le rodeaban y por la otra, ser una herramienta de persuasión e influencia, sabía muchísimo de esto. Todos querían relacionarse con ella, era la más dichosa que he conocido.

¿Otra fortaleza a destacar? Que continuamente estaba esforzándose para obtener un alto rendimiento y desarrollar todo su potencial. Las ganas de mejora constante hacía que ella entrenara de manera continuada las habilidades que la ayudaban a ser mejor, siempre estaba en constante formación. Entrenaba la creatividad para poder sorprender siempre, cuidaba el detalle, además la inteligencia emocional era una de sus grandes virtudes que hacían de ella un ente proactivo, sano y alegre.

Tenía una manera poco habitual de hacer las cosas, pues ella siempre estaba de buen humor. Le gustaba divertirse y le apasionaba disfrutar del trabajo bien hecho. Por lo tanto era una práctica que ya llevaba incorporado en el ADN. Un reto importante para ella era el trabajo en equipo, le entusiasmaba la diversidad ya que pensaba que esto la enriquecía y además, siempre partía del respeto y la confianza, esto le hacía ir un paso adelante. Le gustaba ser competente, no competitiva.

No le temía a los cambios, de hecho, para ella era un reto, sabía que para mantenerse puntera tenía que ser flexible y adaptarse a este entorno tan cambiante. La no resistencia al cambio hacía que mantuviera este carácter tan creativo, innovador y jovial, a pesar de su etapa ya de madurez.

Y por encima de todo la felicidad

Hay un factor que la hacía realmente diferente, y era su apuesta por la felicidad. Ella sabía disfrutar del camino, pues sabía perfectamente que la felicidad era la vía para hacer de ella misma su mejor versión. Apostar por la calidad de vida era una inversión asegurada. Para ella la felicidad era tener un sentido definido del porque de su existencia, el compromiso claro para llegar a ser aquello que deseaba, realizar las acciones alineadas con su propósito y la suma de todos los momentos que la hacían sentir en plenitud.

No podía ser de otra manera, y es que era así como día tras día, conseguía el éxito.

Me tenía el corazón robado, yo sabía que quería tener una relación con ella, que en ella quería depositar todo mi talento. Pues ella era una empresa como yo siempre había soñado, una empresa con alma.>

Log in

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.