¿Hacia dónde nos conduce la 4ª revolución industrial?

Cada vez más nos asaltan dudas y nos preguntamos: ¿Cómo y cuándo nos impactará? ¿Cómo serán los trabajadores del futuro?

Es una realidad que ya está aquí; nos abruma y, muy pronto, nos impactará socialmente y transformará nuestras vidas. Hoy no concebiríamos el mundo sin la presencia y ayuda de los avances tecnológicos: solo hace 10 años, sin los smartphones y como nos han transformado como sociedad. Eso no será nada, en comparación a lo que nos deparará esta revolución. Si eres una persona y profesional joven, vete pensando cómo y qué harás para enfrentarte a esta realidad presente de futuro cercano y si eres un trabajador sénior de los 70, empieza ya a adaptarte al cambio para no quedarte fuera del mercado laboral en la próxima década. Es obvio que los avances tecnológicos permiten a la humanidad conseguir grandes progresos, pero existen peligros que debemos tener en cuenta y debemos reflexionar si podemos evitar efectos colaterales negativos y adaptarnos sin perder nuestra esencia como seres humanos. Nuestros aparatos son cada vez más capaces de hacer cosas por nosotros. La robótica, la Artificial Intelligence, etc. ya no son algo del futuro; están empezando a convertirse en algo de nuestro día a día. Estos cambios traen también un futuro incierto para la mano de obra. En breve habrá trabajos humanos que desaparecerán y antes deberemos convivir con una nueva especie inteligente en nuestra mundo laboral: los cobots (robots colaborativos). Esta revolución propicia el nacimiento de un nuevo tipo de trabajadores: los del conocimiento.

¿Cómo nos cambiará como seres humanos la 4ª revolución industrial?

En un futuro de menos de 10 años, el entorno laboral cambiará drásticamente y será un desafío para la sociedad poder encontrar empleabilidad para los millones de personas que dentro de muy poco necesitarán cambiar de empleos. Esta masa de trabajadores deberá transformarse en profesionales que puedan satisfacer los nuevos trabajos. Deberemos aprender a convivir con los robots, colaborando con ellos en el entorno de trabajo.

¿Cómo afectará en nuestra vida cotidiana y a nivel laboral?

El impacto será brutal, y todavía los expertos no atisban el grado de transformación, debido a este sunami tecnológico. Las grandes industrias han empezado con la adaptación, sensorización y robotización de sus procesos. Ahora es el momento de las pymes, pero todavía en España no se atreven y piensan que aún falta mucho recorrido y que es para un futuro lejano. Lo que no cabe duda es que el cambio tecnológico es real, y vino para quedarse. La cuestión ahora es si seremos capaces de hacerlo de tal modo que no deshumanicemos la sociedad.

Reflexiones finales como sociedad y como especie

La 4ª revolución industrial es ya una realidad presente, no es una entelequia de futuro. Deberemos acostumbrarnos a colaborar en el trabajo con los robots y establecer unas nuevas relaciones con ellos. Los trabajadores del futuro serán los trabajadores del conocimiento; se han convertido en un perfil muy demandado al que cada uno de nosotros deberá migrar y adaptarse para no quedarnos fuera de juego en el mercado laboral. Las grandes industrias ya empezaron, ahora es el momento de las pymes. ¡No te quedes fuera de juego! Prepara tu organización ya, no esperes y adáptate a la nueva realidad que ya está aquí entre nosotros.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.